Soluciones centradas en las necesidades del cliente

Real Decreto Ley 8/2020 y sus consecuencias para las empresas: aspectos laborales

Real Decreto Ley 8/2020 y sus consecuencias para las empresas: aspectos laborales

25/03/2020

El pasado 18 de marzo se publicó el Real Decreto Ley 8/2020 de 17 de marzo, de medidas urgentes y extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19; entró en vigor el mismo día de su publicación y se mantendrá vigente hasta el 18 de abril, sin perjuicio de su posible prórroga.

El Gobierno ha aprobado un conjunto de disposiciones al objeto de dar respuesta a las circunstancias económicas excepcionales derivadas de la declaración del estado de alarma en todo el territorio nacional.

Si bien la norma mencionada afecta a multitud de ámbitos, hemos seleccionado aquellas medidas que inciden directamente en el ámbito laboral de las empresas.

 

Gestión flexible del tiempo de trabajo

> Trabajo a distancia (art. 5). Con carácter prioritario frente a la reducción o cesación de actividad, las empresas deberán establecer sistemas de organización alternativos que permitan mantener la actividad, especialmente por medio del trabajo a distancia, siempre que ello sea técnica y razonablemente posible y que el esfuerzo de adaptación necesario resulte proporcionado. En estos casos, se entenderá cumplida la obligación de efectuar la evaluación de riesgos (artículo 16 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales), con carácter excepcional, a través de una autoevaluación realizada voluntariamente por la propia persona trabajadora.

 

> Adaptación y reducción de jornada (art. 6). Se adoptan las siguientes medidas para hacer frente a las mayores necesidades de conciliación de la vida familiar y laboral como consecuencia de la crisis sanitaria:

  • Los trabajadores tendrán derecho a solicitar la adaptación y/o reducción de su jornada (incluidos aquellos que ya estuvieran disfrutando de una adaptación o reducción de jornada) para atender las necesidades de cuidado respecto del cónyuge o pareja de hecho, así como respecto de familiares por consanguinidad hasta el segundo grado;
     
  • Cuando concurran circunstancias excepcionales como consecuencia de la crisis sanitaria (por ejemplo, cierre de centros educativos, cuidado de familiares contagiados por el Covid-19, etc.); 
     
  • Siempre que la petición sea justificada, razonable y proporcionada en relación con la situación de la empresa.
     
  • En particular, la adaptación de jornada podrá consistir en múltiples modalidades   relativas a la distribución del tiempo de trabajo (como, por ejemplo, cambio de turno, alteración del horario, horario flexible, etc.) pero también en el cambio de funciones o en la forma de prestación del trabajo (teletrabajo). Empresa y persona trabajadora deberán hacer lo posible por llegar a un acuerdo, teniendo en cuenta el carácter temporal y excepcional de las medidas, limitadas al período excepcional de duración de la crisis del Covid-19.
     
  • Cuando, con base en las circunstancias excepcionales expuestas, se ejercite la reducción de jornada en situaciones de guarda legal (cuidado directo de algún menor de doce años o una persona con discapacidad), se estará a lo dispuesto en el artículo 37.6 y 7 del Estatuto de los Trabajadores, con las siguientes particularidades:
    • Comunicación a la empresa con 24 horas de antelación.
    • La reducción puede alcanzar el 100% de la jornada (con reducción proporcional del salario), siempre que la petición esté justificada y sea razonable y proporcionado con la situación de la empresa.

En los conflictos que pueda haber entre la empresa y el trabajador, el Consejo General del Poder Judicial ha acordado que se trata de un procedimiento urgente no afectado por la suspensión de la actividad judicial.

 

 

Procedimientos de suspensión y reducción temporal de contratos de trabajo (ERTES)

> Flexibilización de los ERTES (arts. 22, 23 y 24). Se promueven los ajustes temporales de plantilla bajo un procedimiento resumido y sumario de ERTE por fuerza mayor -mientras se mantenga la situación extraordinaria derivada del Covid-19- con la finalidad de garantizar el mantenimiento del empleo:
 

  • Causa de fuerza mayor. Consideración de situación de fuerza mayor de aquellas necesidades de suspensión de contratos de trabajo o reducción de jornada, debidamente acreditadas, que tengan su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del Covid-19 (incluida la declaración del estado de alarma) que impliquen:
  • suspensión o cancelación de actividades
  • cierre temporal de locales de afluencia pública 
  • restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías, o
  • falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad.
  • También tendrán la consideración de fuerza mayor las necesidades de suspensión que tenga su causa directa en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria.
     
  • Simplificación del procedimiento para los expedientes iniciados o comunicados a partir de la entrada en vigor del RDL 8/2020 y basados en causa Covid-19, cuyos trámites se simplifican tal y como a continuación:

 

PROCEDIMIENTO DE ERTE POR CAUSA DE FUERZA MAYOR


 

Exoneración cuota empresarial Seguridad Social. La TGSS podrá exonerar -a solicitud de la empresa- del pago de las cuotas de la Seguridad Social durante la vigencia del ERTE por fuerza mayor, mientras que para la persona trabajadora seguirá constando como periodo cotizado, con el siguiente alcance:

 

  

 

Desempleo (art. 25 y 26). Los trabajadores afectados por ERTES derivados del COVID-19 tendrán derecho a la prestación contributiva por desempleo:

  • Aunque no cumplan el requisito de cotización previa exigido, siempre que su relación laboral se hubiese iniciado antes de la entrada en vigor del RDL 8/2020.
  • El cobro de dicha prestación no les computará a efectos del cobro posterior de la prestación por desempleo (reposición de las prestaciones).
  • También podrán acogerse a esta medida las personas que tengan la condición de socias trabajadoras de sociedades laborales y de cooperativas de trabajo asociado que tengan previsto cotizar por la contingencia de desempleo.
  • La base reguladora de la prestación será la resultante de computar el promedio de las bases de los últimos 180 días cotizados o, en su defecto, del período de tiempo inferior, inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo, trabajados al amparo de la relación laboral afectada por las circunstancias extraordinarias que han originado directamente el ERTE.
  • La duración se extenderá mientras dure el ERTE.
  • Por último, se prevé una norma específica para la reposición de las prestaciones de los fijos discontinuos y una limitación temporal de los efectos de la presentación extemporánea de solicitudes de prestaciones por desempleo.

 

Plazo de duración de las medidas previstas en lo relacionado con ERTES derivados de fuerza mayor, causas económicas, técnicas, organizativas y de producción; medidas en materia de cotización y de desempleo.

Todas las medidas recogidas en los artículos 22, 23, 24 y 25, estarán vigentes mientras se mantenga el estado de alarma, por lo que una vez finalizadas las medidas extraordinarias habrá que acogerse a las medidas ordinarias vigentes, caso de ser preciso.

 

Salvaguarda del empleo

Las medidas extraordinarias previstas en el RD-Ley 8/2020 estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de 6 meses desde la fecha de reanudación de la actividad (D.A. 6a).

 

Trabajadores autónomos

Prestación extraordinaria por cese de actividad (art. 17). Para el colectivo de autónomos cuyas actividades queden suspendidas o que acrediten un descenso de la facturación de al menos un 75%, se flexibiliza el acceso a una prestación extraordinaria por cese de actividad que tendrá la duración de 1 mes (ampliable), periodo que se entenderá como cotizado y no reducirá los períodos de prestación cese de actividad a tos que el beneficiario pudiera tener derecho en el futuro. 

 

Javier Blas
ILLESLEX

 

Para obtener información adicional sobre el contenido de este documento puede dirigirse a ILLESLEX  en info@illeslex.com

 

©2020 ILLESLEX 
Todos los derechos reservados.
Este documento es una recopilación de información jurídica elaborado por ILLESLEX. La información o comentarios que se incluyen en él no constituyen asesoramiento jurídico alguno.
Los derechos de propiedad intelectual sobre este documento son titularidad de ILLESLEX. Queda prohibida la reproducción en cualquier medio así como la distribución, la cesión y cualquier otro tipo de utilización de este documento, ya sea en su totalidad, ya sea en forma extractada, sin la previa autorización de ILLESLEX.

 

< Volver

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más informaciónX Cerrar

E-mail